Quizás, en primera instancia, suene raro el encabezado de este post, pero el Vitafilm resulta prácticamente esencial en la industria alimenticia.

¿Y qué es eso?

Práctica y técnicamente es un film o película plástica fina resistente que puede ser transparente o translúcida, un rollo de plástico pues. Y en términos más técnicos: un polímero derivado de la celulosa.

Y no está de más aclarar que tiene múltiples nombres: en Argentina le llaman Papel film, en Chile le dicen Alusa, en España es Celo, quizás derivado de su nombre como se le conoce en México.

Sí, damas y caballeros, adivinaron.

Aquí le decimos celofán, o papel celofán, que por cierto, de papel no tiene nada.

Es derivado de la palabra compuesta Cellophane, nombrado así por su creador, el suizo Jaques E. Brandenberger, quien lo patentó partiendo de las palabras “celulosa” y “diáfano” (transparente).

El uso principal del Vitafilm es sellar alimentos en recipientes o contenedores para comida con la finalidad de mantenerlos frescos durante un período de tiempo más largo.

Y en la industria restaurantera, por ejemplo, se utiliza más que el papel de aluminio, ya que tiene tres importantes ventajas:

  • Se adapta mejor a cualquier superficie
  • Se rompe menos, y…
  • Es transparente, lo que permite ver el contenido a simple vista, algo sumamente útil en una cocina profesional, donde el tiempo, aún sean segundos, es un factor importantísimo.

Existe un sinfín de presentaciones que varían en sus características como por ejemplo:

La longitud

O bien, cuánto film contiene el rollo. Puede variar desde los 200 a los 450 m.

El calibre

Se refiere al grosor del film. Existen de calibre que va del 30 al 80.

El ancho

La altura de la película básicamente.

El peso

Considerando el centro de cartón, varía de longitud y calibre, puede fluctuar desde los 1.4 y 2.3 Kg.

A veces se venden por rollo o por kilo, según el proveedor.

También existe el Vitafilm macroperforado para la mercancía que requiera ventilación.

Son muchos los estilos y las medidas, pero indudablemente la gran mayoría se usan para envolver nuestra comida.

¿A quién no le ha tocado comprar fruta emplayada, o un plato desechable repleto de tamalitos contenidos por esa fina capa plastificada que los hace brillar casi casi como oro puro?

Bien, pues además de servir para la industria alimenticia como ya se dijo, también son prácticos y de bajo costo para emplayar y transportar otros objetos, como podrían ser muebles en una mudanza o paquetes de cajas, plataformas, mercancía en general y tarimas, reduciendo así costos de embalaje.

TIPS PARA SU USO:

  • En casa, antes de usarlo, puedes dejarlo en el refri, pues cuando está frío puedes manipularlo más fácilmente.
  • En vez de guardar alimentos en un tupperware por ejemplo, sirve para ahorrar espacio en el refrigerador.
  • Usa una tabla rectangular pegada al rollo para emplayar más rápido y corta con la punta de un cuchillo de forma ágil y práctica.

Así, apreciable lector, es como en La Nacional nos ocupamos de conocer este tipo de materiales, entre otros, para que nuestros clientes le den el mejor y más provechoso uso.

Porque en La Nacional hacemos pequeñas acciones para lograr cambios gigantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

¡Hola!

Haz clic a uno de nuestros operadores a continuación para chatear en WhatsApp o envíanos un correo electrónico a ventaonline@nacionaldeempaques.com

× En qué te podemos ayudar